jueves, agosto 31

Peace Corps

A mediados de esta semana y en medio del paro de transportes tuve la oportunidad de sostener una conversación con Javier L. Garza, Director del Cuerpo de Paz en Bolivia, una persona muy agradable y sincera, nacido en Texas y amante de Bolivia.
En esta reunión pude advertir el enorme cariño que une a Javier a nuestra Patria, él la ama desde la amazonía, pasando por los valles y finalizando en los Andes.
Como muestra basta un botón: cuando le pregunté ¿porqué estaba en Bolivia? me respondió de manera firme y segura: Because I love Bolivia (porque amo Bolivia).
A raíz de esto y analizando más las labores cotidianas de Javier pude interiorizarme de que él estaba a la cabeza de una entidad nacida ya en el año 1961 bajo el influjo del gobierno de Jhon F. Kennedy cuya misión fundamental se puede resumir en tres metas que son:
1) Prestar asistencia técnica de voluntarios, con el fin de que los pueblos puedan llenar sus necesidades básicas.
2) Ayudar a otros pueblos a tener una mejor comprensión de los Estados Unidos.
3) Brindar a los ciudadanos norteamericanos una oportunidad de comprender otros pueblos y culturas.
En pocas palabras Javier dirige a varias personas que promueven la paz y la amistad.
En nuestra patria tenemos a un número aproximado de 120 voluntarios que trabajan en temas referidos a Saneamiento Básico, Desarrollo de Micro Empresas, Recursos Naturales, Educación Ambiental, Educación Integrada y Agricultura, Mercadeo Agrícola y diversas áreas más.

La visión de Derecho Internacional Humanitario caracterizado por la existencia de organismos que prestan colaboración a diversos países es una necesidad hoy más que nunca, independientemente de las corrientes políticas que caractericen el pensamiento humano en los diversos Estados del mundo el principio de cooperación internacional es algo tangible en organismos como el Cuerpo de Paz (Peace Corps).
Sería bueno que nuestras autoridades nacionales y locales puedan otorgar en su momento reconocimiento a este tipo de entidades cuyo único fin es prestar asistencia y ayuda a quienes más lo necesitan.,
Sin embargo de esto la línea del actual gobierno se ha manifestado en continuos ataques a la corriente liberal que actualmente prima en el mundo, dentro de todo esto los ataques a los Estados Unidos de Norteamérica han sido continuos y siempre punzantes.
En diferentes discursos el Presidente Morales ha manifestado su resentimiento hacia este país, situación que no puede dejarse de lado en el contexto internacional, más aún siendo nuestro país un Estado dependiente de fondos precisamente provenientes de países con ideologías similares a la de los Estados Unidos y que recibe colaboración de entidades internacionales que sin fijarse si un gobierno es liberal o no siguen trabajando por un ideal de paz y cooperación.
No podemos olvidar que si bien las políticas exteriores norteamericanas pueden ser debatidas en diversos escenarios, otros aspectos tales como el ATPDEA, la ayuda que los organismos americanos (Cuerpo de Paz, USAID solo por mencionar un par de ellos) prestan en Bolivia deben de ser valorados.
En esta misma lógica se deben de mantener relaciones diplomáticas y de respeto con todos los países, incluido por supuesto Estados Unidos.
Resulta una aspiración también lógica que ejemplos como el del Cuerpo de Paz puedan ser emulados en nuestro país, promoviendo la participación de los sectores sociales en tareas de colaboración y capacitación efectiva, no únicamente como masas impersonales que bajo del rótulo de “control social” no prestan ayuda efectiva a nadie (ni a ellos mismos).
La síntesis de esto es simple: al Cesar lo que es del Cesar, y en este caso: ¡al Cuerpo de Paz van unas muy merecidas felicitaciones!.

Ronniepierola@yahoo.es
http://ronniepierola.blogspot.com