miércoles, octubre 17

Hay amores que matan


Seguramente Hugo Chávez debe de amar mucho a Bolivia y debe de ser en extremo solidario con nuestro país al pretender instalar un Vietnam violento (de las ametralladoras) en caso de que algo pueda sucederle al Mandatario Morales durante su gestión.
Sus amenazas, interpretadas por el Gobierno como un acto de solidaridad, rayan en lo intolerable, ¿qué acaso el Ministro Quintana se cree que Chávez es un angelito?, ¿no se da cuenta acaso de que en el contexto internacional Hugo Chávez es considerado un cínico y un extremista?, ¿cuál es el concepto que maneja el Gobierno sobre la “solidaridad continental latinoamericana”?, por lógica entonces si al Presidente Chávez le dolería la cabeza deberá ser porque la aureola le queda chica y no otra cosa.
Al igual que George Busch, quien también considera ser solidario con Irak, el Presidente venezolano ya incursionó desde tiempo atrás en la ingerencia directa en las políticas nacionales a vista y paciencia del Gobierno del MAS. Sus petrodólares son bien conocidos y mantienen a raya a varias cabezas que a toda costa ahora solo ven “lo que al Gobierno le conviene”.
Resulta absurdo que el Presidente de la República manifieste descomunal enojo con el embajador de Estados Unidos por una evidente broma en torno al traslado de Disney pero no diga nada de las locuras de Hugo Chávez respecto a – incluso - una invasión Venezolana. Si el Embajador del País del Norte no puede entrar a Palacio de Gobierno esperamos que mínimamente Chávez no ingrese en Bolivia nunca más ¿cierto Sr. Presidente?.
Un concepto básico de diplomacia dado por el académico Nicolson indica que se entiende por tal a: “Sentido común y comprensión aplicados a las relaciones internacionales. La aplicación de la inteligencia y el tacto a la dirección de las relaciones oficiales entre Gobiernos de Estados independientes”, entonces si aplicamos esto a Chávez ¿será que éste sujeto tiene siquiera un sentido común?, ¿será que tiene comprensión un ente que cierra medios de comunicación y pretende instaurar un único sistema de pensamiento aún a costa de cerrar instituciones privadas de educación?, ¿tendrá tacto e inteligencia un sujeto que insulta a otros mandatarios en foros públicos cuando mejor le viene en gana?, ¿respeta la existencia de Estados independientes una persona que abiertamente regala dinero a otros a cambio de promover ideologías en desuso dejando en el hambre a cientos de venezolanos que aún hoy – en pleno sistema Bolivariano – no pueden vivir dignamente?.
Por eso sepa también Sr. Chávez que las y los bolivianos tampoco nos vamos a quedar con los “brazos cruzados” si Usted o sus fuerzas psico revolucionarias pretenden ingresar en el país, tenga por seguro que desde el más pobre hasta el mayor oligarca de los bolivianos rechazará su medida y requerirá la intervención internacional para frenar cualquier bravuconada propia del “Socialismo del Siglo XXI”.
Por eso Sr. Chávez, sea Usted el que “tenga cuidado, mucho cuidado”.

No hay comentarios.: