viernes, octubre 5

La cuestión de la capitalidad



¿Desde qué óptica debe de enfocarse la cuestión de la capitalidad en Bolivia? La respuesta pasa por muchas alternativas, desde ya si tomásemos el factor económico correspondería que la capital del país se traslade a Santa Cruz en función a su pujanza económica, así pues la capital de los Estados Unidos de América sería Nueva York y no Washington.
Si optamos por aspectos de cultura y tradición es muy probable que el departamento que debiera ser capital viniera a ser Potosí ya que por su aporte e historia fue la ciudad más representativa de la colonia, no en vano se dice “vale un Potosí”. En esta lógica la capital de Perú no sería Lima pero sí se trasladaría a Cuzco.
Si hablamos de riqueza folklórica y representatividad turística sería Oruro la capital del país, así también tendríamos que la capital de Brasil sería Río de Janeiro y no Brasilia.
En el caso de factores de potencialidad y desarrollo a futuro podrían pugnar por la capitalidad Beni o Pando, así como que California podría demandar igual derecho en el País del Norte.
Si optamos por factores geopolíticos, desarrollo humano, aspecto de la ciudad y su favorable clima, la capital sería Cochabamba ubicada en el corazón no solo de Bolivia sino del Continente. Entonces también en Canadá la capital no sería Ottawa y la asumiría Vancouver.
Como puede ver mi estimado lector la capitalidad puede tener diversas posiciones, pero equivoca el camino el Gobierno al afirmar que es una situación que solo compete a dos Departamentos ya que en realidad significa el conjunto del país.
Bien afirman los representantes cívicos y regionales de Chuquisaca al indicar que la Asamblea Constituyente es un escenario propicio para discutir este entuerto histórico que durante décadas ha relegado el desarrollo de Sucre, pero también es evidente que independientemente del éxito o del fracaso de la Constituyente bien puede dirimirse este tema a través de un referéndum. Entonces sea cual sea el fin del cónclave que hoy se debate entre la vida y la muerte el tema aún dará cuerda de la cual tratar.
Ambas partes tienen sus razones: es evidente que la Capital trae consigo desarrollo e inversión, es cierto que hoy Sucre no tiene las condiciones para asumir esa carga, es obvio que los paceños y alteños no desean un traslado pues representa para ellos problemas laborales y de otra índole, es evidente que Sucre sufrió los mismos o peores problemas cuando en la Guerra Federal se trasladó la sede a La Paz, pero también debemos reconocer que es cierto que el centralismo ha dañado mucho al país, que es necesario incrementar las autonomías y los procesos de descentralización.
Sentados en una mesa los dos Departamentos en conflicto no podrán nunca llegar a un acuerdo pues los unos dirán que “la sede NO se mueve” y los otros dirán que “la sede SÍ se mueve”, así de claro. Lo que corresponde es que se realice un referéndum donde la población sea la que determine cuál desea que sea su Capital, porque esa capital representará no solo a Paceños o Chuquisaqueños, nos representará a todos.
En suma aquella ciudad capital será la casa de todos, y entonces todos debemos decidir sobre su ubicación, no en vano decía Enrique Tierno Galván (Político e intelectual Español) “Todos tenemos nuestra casa, que es el hogar privado; y la ciudad que es el hogar público”. Así pues debemos de determinar todos los y las bolivianas cuál deberá ser nuestra gran ciudad capital.

No hay comentarios.: