jueves, noviembre 15

¿Por qué no te callas?... ¡también!


La ya célebre frase del Rey Juan Carlos de España cuando “puso en su lugar” al mandatario venezolano es el motivo de este artículo, toda vez que en el caso Boliviano muchas veces cientos de ciudadanos sentimos la necesidad de gritar ¿por qué no te callas?... ¡también! cuando escuchamos que el canciller de la República no valora la lectura y prefiere las arrugas milenarias de los ancianos, o cuando éste mismo personaje manifiesta sus conocimientos en torno al sexo de las piedras.
Igualmente quisiéramos gritar ¿por qué no te callas?... ¡también!: cuando las autoridades gubernamentales con cara de santos dicen que no existe inflación, ¿qué acaso ellos compran sus productos de consumo diario por Internet?, peor aún cuando manifiestan que el Gobierno hace lo posible por solucionar la crisis y de forma poco inteligente asumen medidas populistas (bonos a diestra y siniestra) que a nivel macroeconómico pueden llevarnos a una situación de hiperinflación una vez que los precios internacionales nos traicionen.
No se puede desear menos que decir ¿por qué no se callan? a los constituyentes cuando pretenden iniciar una sesión excluyendo la capitalidad porque saben que perderán el apoyo de La Paz y si ésta se les vuelca hasta ahí llegó el sueño del poder, o cuando abusan de su poder en función a su dizque legitimidad. Que se calle también Silvia Lazarte aunque quiera instalar la Constituyente “hayga lo que hayga”.
Igualmente que se callen los protagonistas de hechos luctuosos como Omar Fernández, ¿que ya nos olvidamos de sus felicitaciones y risas cuando se asesinó al muchacho Urresti? y que ahora de paso pretende mancillar la imagen de la mejor empresa de Cochabamba (ELFEC) para poder él controlar ese aspecto también (¿se entiende que él lo haría mejor?). Seguro que es difícil que se callen cuando de estar incendiando la Prefectura de Cochabamba son promovidas a Ministras ¿cierto?.
Seguro que habrá que manifestar ¿por qué no te callas? cuando el Vicepresidente con cara de serio y con su hipócrita voz de conciliador pide a las masas que arremetan contra todo a fin de incrustarnos una Constitución masista aún a costa de la vida de sus propios hermanos y continúa indicando que no habrá “moral” en aquellos que hoy entraban la constituyente para detener esa ola de violencia, ¿de qué moral habla una persona que arenga a los ponchos rojos a tomar las armas o que olvida su pasado pro terrorista?, ¿piensa acaso que somos idiotas como para tragarnos la idea de que sus agresiones a la propiedad privada serán simplemente para las tierras mal habidas y propias de los oligarcas?, ¿cree Usted por ventura que alguna ley podrá evitar su manoseo en un gobierno que se ha caracterizado por el irrespeto a la legalidad?.
Finalmente habrá que decirle también al Presidente de la República, Evo Morales, ¿por qué no te callas? cuando regala sus petro cheques sin mayor control (se fija en USAID pero y ¿qué de sus cheques?), igualmente cuando el Presidente Chávez puede pasear por el país cuando mejor le de la gana (y de paso para controlar sus operaciones militares), incluso cuando sigue sembrando la discordia y separación entre nacionales hablando de los ya pasados 500 años y la opresión indígena, también en ocasión de que Hugo Chávez es considerado solidario al anuncio instalar Vietnams en Bolivia, igualmente cuando nadie se cree sus deseos de no perpetuarse en el poder, o incluso cuando canta el himno nacional con el puño en alto.
A todos ellos para hoy y a futuro recuerden lo que decía Confucio: “El silencio es el único amigo que jamás traiciona”, y si eso no funciona ¿por qué no se callan?.. ¡también!.

No hay comentarios.: