jueves, diciembre 6

Referendum rEVOcatorio


Tal cual en enero pasado la propuesta del Presidente de la República suena más a un salvavidas que busca contener el creciente descontento nacional, materializado en la masiva huelga de hambre liderada por el oriente boliviano o en los comentarios de que se articula alguna situación de inestabilidad para el Ejecutivo e incluso de la potencial separación de Bolivia.
Un referéndum – palabra tan utilizada últimamente – viene a significar aquella votación sobre alguna cuestión legislativa o constitucional, éstos podrán dividirse en dos opciones: los obligatorios (vinculantes) y los no obligatorios (consultivos), podrá asimismo tener distintas modalidades, así pues se verá según el objeto (constitucional o legal), según el fundamento (preceptivo o facultativo) o según los efectos jurídicos (decisorio o consultivo). En todos los casos se somete a la decisión de la mayoría del pueblo una u otra opción.
¿Cuál sería la figura actual en torno a este tema? El 2005 el MAS obtuvo 53.74 % de votos a su favor, en tanto que a nivel de Prefecturas (siempre analizando el caso de la Media Luna) en el caso de Cochabamba el candidato Manfred Reyes Villa obtuvo con su sigla Alianza Unidad Cochabambina un 47,63% (4,55% más que el partido de Evo Morales), en Santa Cruz Ruben Costas Aguilera de Autonomía para Bolivia obtenía un 47,88% de votación (el MAS fue tercero con 24,17%), en Pando Leopoldo Fernández obtenía la victoria con 48,03% (2.08% más que la alianza Unidad Nacional y el Movimiento Amazónico de Renovación y lejos del 6,00% logrado por el MAS), en la churra Tarija Mario Cossio obtenía el 45.54% (el MAS fue tercero con 20,43%), en la Capital de la República se alzó como Prefecto David Sánchez Heredia del MAS con un 42,31%.
¿Se repetiría tal figura hoy en día?, empecemos un simple análisis que nos permita enfrentar esa realidad (del 2005) con un posible escenario el 2008.
En la legitimación del poder de Evo Morales se debe de descontar el apoyo que la clase media le brindó en las elecciones generales, este escenario no solo será propio de la Media Luna, este efecto se hará extensivo a las capitales de los Departamentos quienes votarán a favor de revocar el mandato del Presidente. En todo caso Morales es hoy menos popular que lo que fue en diciembre de 2005, situación que lo llevará a una situación riesgosa en caso de realmente someterse a un referéndum revocatorio. Si algo hizo bien el Presidente en este tiempo de Gobierno fue perder el apoyo de la clase media de las ciudades capitales.
En el caso de Santa Cruz, Pando, Beni y Tarija el apoyo al MAS será escaso toda vez que la historia reciente los ha enfrentado en más de una ocasión, si bien el respaldo campesino podrá existir los acontecimientos recientes pesarán mucho en el voto popular lo cual mantendrá – en caso todos los casos – un Prefecto no masista.
El caso Chuquisaqueño se encuentra más que remachado contra Morales fruto de las ilegalidades masistas que incluso han teñido con sangre las calles de la Ciudad Blanca, podemos afirmar que el MAS no lograría retener la Prefectura de Sucre.
Es quizás Cochabamba el lugar que más simboliza la polarización existente en la nación, ya que existen grupos contrarios y afines al MAS en similar proporción. Sin embargo de esto y considerando la victoria Prefectural de Reyes Villa el 2005, descontando que gran parte de la ciudadanía rechaza de plano al masismo fruto de los luctuosos acontecimientos de Enero de 2007 es posible que el apoyo al actual Prefecto lo ratifique en su cargo aún a costa de un mínimo margen.
Resta sin embargo tener en cuenta el dudoso proceso de carnetización que de forma disimulada llevó adelante el Gobierno, además verificar cuál su visión en torno a la participación de bolivianos en el extranjero en la votación e incluso lograr clarificar las denuncias de carnetización a extranjeros (cubanos y venezolanos) quienes podrían fungir como votantes.
En todos los casos la estrategia gubernamental se contradice con las intentonas de proseguir con la Constituyente e imponerla a costa de todo, no se apagan las ilegalidades en torno a este tema ni tampoco el uso de recursos Departamentales para dar prebendas (denominados bonos) hechos por el Gobierno. Se debe reconocer, eso sí, que el Presidente no solo está asesorado por ancianas piedras altiplánicas ni que lo único que lee está en las arrugas de las sabios andinos, tiene asesores que conocen muy bien de Maquiavelo y de corrientes políticas actuales, ha conseguido con su anuncio que todos miremos a un tema lateral y no al fondo de las cosas.

No hay comentarios.: