jueves, febrero 14

La mancha de aceite


La organización independiente Reporteros Sin Fronteras con sede en París cuestiona en un reciente informe si las limitaciones al trabajo de la prensa que hoy se viven en Venezuela podrían replicarse “como una mancha de aceite” en países como Bolivia o Ecuador.
Preocupa de sobremanera que sea ésta la visión que hoy por hoy llega al mundo siendo que hace poco tiempo atrás Bolivia destacaba entre los otros por permitir el trabajo a la prensa bajo condiciones similares a países del primer mundo, por lo visto la imagen que proyectamos ahora es distinta y nos comparan a Venezuela y por supuesto a las políticas de ésta nación.
Para Reporteros Sin Fronteras el Gobierno de Caracas ejerce una fuerte presión sobre los medios de comunicación existentes, así incluso indican de forma textual “ratificó la práctica toma del control total del espacio audiovisual nacional por un Jefe de Estado, cuya comunicación es permanente y compulsiva” haciendo clara alusión a Hugo Chávez.
Si bien es evidente que se debe agradecer la solidaridad que países como Venezuela puedan tener para con nosotros no es menos cierto que esta ayuda implica una factura pendiente a pagar y los procesos del “cambio” que hoy vivimos son reflejo de las políticas dictadas desde Venezuela que provocan que a los ojos del mundo realmente quedemos como los hijos menores de Hugo Chávez.
Analizando un poco más el caso venezolano tenemos que las cadenas de televisión contrarias a las ideas chavistas son objeto de persecución y sanciones “legales” por parte del Gobierno, en tanto que los medios estatales son empleados como una herramienta poderosa para transmitir propaganda gubernamental.
¿No le recuerda esto a algo?, basta con analizar el documental sobre el 11 de enero que transmitió canal 7 en el aniversario de esta luctuosa fecha, imágenes que reflejaban el sufrimiento de los cientos de campesinos que “pacíficamente” (no olvidemos que podían insultar y golpear a quien se atreva a caminar por corbata) se encontraban en la Plaza y que “sorprendidos” vieron como los propios funcionarios de la Prefectura quemaron su puerta (¡por Dios si hasta se filmó todo!). A esto es que precisamente se refiere el informe emitido por Reporteros Sin Fronteras, los medios de comunicación son presionados y en los casos extremos llegan a mentir por favorecer posiciones políticas.
Otro grupo amigo de Chávez, las FARC son consideradas en este mismo reporte como “predadores de los medios de comunicación”, ¿y a éstos es que la Asamblea Legislativa Venezolana reconoce estatus político?, ¿a estos terroristas?, solo el 2007 seis periodistas tuvieron que dejar Colombia por amenazas de muerte. En el continente siete periodistas fueron asesinados en lo que fue el 2007 por ejercer su profesión, la mayoría de éstos (dos) fueron realizados en México, existiendo también decesos en Colombia, Brasil, Paraguay y Perú.
En Cuba aún duele al mundo el encierro que deben de sostener 20 periodistas desde el 2003 en lo que es conocida como la “primavera negra” y cuyas condenas oscilan entre 14 y 27 años. En noticias más recientes de la isla desde que asumió el poder Raúl Castro tres periodistas fueron enviados a prisión.
Si bien aún estamos lejos de los 56 profesionales muertos en Irak en el pasado año, la región no deja de ser una zona de riesgo para los periodistas y esto debe de llamarnos la atención a todos, bien decía Hans Dieterich Genscher (político alemán) “La prensa es la artillería de la libertad”.

No hay comentarios.: