viernes, mayo 9

LO QUE SE JUEGA EVO MORALES


De manera “sorpresiva” se corta al rutilante política boliviana con el anuncio de que dentro de poco deberemos de acudir a las urnas a fin de revocar, o no, el mandato del Presidente Morales (en sí su Gobierno) y de las nueve prefecturas del país.
El Presidente afirmó que se sentía “muy satisfecho” por esa iniciativa y afirmó que promulgará cuanto antes la norma que avale ese proceso.
Independientemente de que se trate de una figura novedosa en el país y de que jurídicamente se le puede discutir mucho o que en lo más profundo temo que se convierta en una especie de censura constructiva municipal que ponga aún más inestabilidad al ya convulsionado escenario nacional, el hecho radica en que se realizará y la deberemos de afrontar todos.
Este proyecto que nace precisamente en diciembre pasado de iniciativa del propio MAS pretendía ser una tabla de salvación a un régimen que veía su propio desgaste con mucha premura, una vez que llegó al Parlamento fue rápidamente aprobado por la Cámara de Diputados y una vez que se remitió a la Cámara Alta los Senadores la detuvieron por observar la fórmula planteada por el oficialismo que exigía un porcentajes mayor de votos a los obtenidos en la pasada elección.
¿Porqué se descongela ahora este proyecto de ley?, ¿cuáles las razones?, pues opiniones hay muchas, para algunos se pretende de esta forma convocar a una votación que evite la participación de nacionales en el extranjero que sumados son más que aquellos que vivimos en Bolivia y que el Gobierno busca incluir. Para otros es el momento adecuado para que se revoque el mandato de Morales ya que su popularidad y respaldo se vino a menos por la crisis económica, política y social por la que atravesamos.
Si bien el proyecto de ley tiene incluso una pregunta tendenciosa que favorece subjetivamente el Gobierno la meta para que se pueda revocar el mandato de Evo Morales alcanza a superar el 53,7 % que él obtuvo en 2005.
De igual forma se ha de operar en los distintos Departamentos con la intención de revocar o no el mandato de los Prefectos, en esto el Prefecto de Cochabamba y el de La Paz son los que corren más riesgo.
¿Cuál la diferencia ahora en relación al 2005? La respuesta pareciera simple: esta vez la ciudad y el campo no pueden ni verse, aquellos de la clase media que apoyaron a Morales ya no lo harán más y eso influirá negativamente en su votación, cuando hablamos de que muchos ciudadanos del campo viven en el bolsillo diariamente la crisis y el MAS ya no representa ninguna solución podemos ver que la cosa es grave, que el slogan “Evo cumple” es solo un cliché y que no pasa de eso.
El 11 de enero, la muerte de Cristian Urresti, la aprobación de la Constitución en Oruro a punta de presiones, el cerco al Congreso Nacional, los muertos en Sucre, el doble discurso del Presidente, la sumisión política a Hugo Chávez, las bravuconadas cubanas y venezolanas, los médicos cubanos que extirpan riñones y no son siquiera procesados, la ingerencia masista en todo cuanto institucionalmente existía, la politización de la Presidencia de la Corte Electoral, el irrespeto a la ley, el odio de clases y peor aún el resentimiento promovido desde Palacio entre citadinos y campesinos terminarán por derrumbar a Evo Morales.
Lo peor es: ¿si se revoca su mandato lo aceptarán los movimientos sociales?, ¿la cosa seguirá igual si no pasa nada?, lo único seguro es que Evo Morales no solo se juega su Presidencia sino que todos nos jugamos un futuro en el que deberemos de elegir entre la eterna inestabilidad del Socialismo del Siglo XXI o la posibilidad de unirnos realmente en torno a un futuro común centrado en progreso económico, iniciativa privada, fomento de la producción, respeto a las exportaciones y a la inversión, en suma la vida tal cual el mundo la concibe hoy.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Usted mismo planteó la pregunta clave: si se revoca el mandato a Evo Morales, lo aceptarán los movimientos sociales?? Que pasará después?? Lo único seguro es que los miles de campesinos e indígenas, que representan la mayoría en este país, ya lo saben, son concientes del enorme poder que representan!! Cree usted que alguna vez un Tuto Quiroga o un Marinkovich volverá a ocupar la presidencia?? Yo no lo creo... esa alternativa no convence ya a nadie, ni siquiera a la clase media!! Pero entonces que podría pasar? No será que un personaje aún menos preparado y más racista y resentido social llege a posicionarse al frente del país? Después de todo, si bien Evo Morales es un indio sin experiencia y con muchos defectos, al menos ha demostrado ser honesto y tener una verdadera voluntad de hacer cambios positivos, con mayor o menor éxito, enfrentando una serie de obstaculos y sabotajes por parte de aquellos que no se conforman con los cambios que el pretende introducir. También ha puesto en evidencia una gran inclinación por la pacificación del país, accediendo en muchas oportunidades al dialogo evitando el enfrentamiento. A mi me preocupa que en su lugar llegara a la presidencia un indio radical y desconsiderado, racista y resentido y mucho menos capacitado como un "Mallku"!!