viernes, julio 15

Y el orgullo de ser boliviano?


Por lo general, en la hojarasca de situaciones en las que vivimos cotidianamente, más ocupados de sobrevivir que de vivir y siempre críticos con quien nos gobierna o con quien es distinto a nosotros, enfocados más en las diferencias que tenemos con el vecino que en lo común que ostentamos, nos olvidamos de la visión de país que únicamente se recupera con una pasión que parecía revitalizarse en la vecina Argentina. Esta vivencia, emoción de generaciones es de muy simple encuentro, de muy fácil mención y hasta pareciese irrisorio que sea lo único que pareciese poder unirnos, más allá de ser collas, cambas o vallunos, y es que el fútbol, en su simple concepto de correr tras el balón y lograr, evitando a cuanto rival pudiese encontrarse en frente, anotar un gol, es suficiente para hacer que la gente desempolve sus banderas tricolor, sus poleras verdes y, más importante aún, su actitud positiva hacia el país.
Tras el empate logrado ante la anfitriona selección gaucha, creímos nuevamente en nosotros, bastó ese empujón de optimismo para que todos vuelvan a ser bolivianos de nuevo, para que desde el más hasta el menos, se muestren orgullosos de ser bolivianos. Bastó eso, un resultado favorable ante uno de los firmes candidatos a ser campeón de la Copa América, el resto, tiempo entre ese encuentro y el exitista partido que se veía fácil contra Costa Rica, fue un mar de orgullo nacional, un momento de felicidad para propios y extraños sumidos en una ficción que al menos sirvió para despertar como bolivianos siquiera un par de días.
La historia no se detiene, al igual que el tiempo, y por ende llegó el partido siguiente donde fuimos derrotados por Costa Rica, peor aún se ratificó la vieja historia con Colombia y terminamos como últimos de nuestra serie, y tuvimos que, luego que un rastrillo de fuego nos destrozara las ilusiones, agarrar nuestro sentimiento nacionalista y volver a guardarlo en un obscuro baúl que se mezcla con el firme olor de la derrota. Pero, y ya analizando este efecto, ¿será correcto llegar a sentirnos orgullosos solamente con el fútbol? Seguro que no, porque lo que somos, no podemos evitarlo, somos bolivianos aún cuando perdamos todos los encuentros futbolísticos hasta el fin de los tiempos, pero entonces ¿qué sucede?
No necesariamente se debe de ser entendido en psicología o sociología para poder comprender lo que sucede en un país como el nuestro, bastará con ser boliviano, con ser un ciudadano más que vive y sufre con su selección y con todo lo que ve y escucha para poder entender a cabalidad las frustraciones que debemos sufrir, y peor aún, tratar de explicar a nuestros hijos.
No sé si es por el radicalismo de izquierda del gobierno de turno, quizás por las declaraciones sin sustento del Defensor del Pueblo sobre la venta de niños en Bolivia, quizás por las imágenes de perros degollados que dieron la vuelta al mundo años atrás, o simplemente por el manipuleo en las listas de candidatos a autoridades judiciales en las (sui generis) elecciones de magistrados que realizaremos pronto, realmente no podría afirmar que sean estos los únicos culpables de que la falta de orgullo nacional sea una constante en nuestro diario vivir, pero sí sé que lo único que nos queda como ciudadanos comunes y corrientes es aportar con lo nuestro, a lograr que con nuestro trabajo logremos sentirnos orgullosos de nuestra patria, a ser buenos padres, hermanos, hijos y amigos, a ser disciplinados y puntuales, limpios y educados, esto, es quizás, lo único que podemos hacer en los hechos para mejorar el orgullo nacional.
Ese debiera ser el grano de arena que pongamos nosotros para sentirnos orgullosos de ser bolivianos, amén de lo que la Selección pueda hacer o las autoridades se animen a intentar.

6 comentarios:

CLAUDIA VIRACA CHOQUE dijo...

ES UN ORGULLO SER BOLIVIANO PORQUE NACIMOS EN ESTA TIERRA Y PERTENECEMOS A ESTE TERROTORIO PERO POR LOS PROBLEMAS SUSCITADOS NO TENEMOS EL ORGULLO DEDECIR QUE SOMOS BOLIVIANOS.
ESTO SE DEBE A QUE BOLIVIA ES UN PAIS SUBDESARROLLADO POR EJEMPLO CON LA POBREZA EN NUESTRO PAIS HAY MUCHAS PERSONAS POBRES Y ESTO SE DEBE A CADA INTEGRANTE DE NUESTRO PAIS INCLUSO CON EL EJEMPLO MAS COMUN EN OTROA PAISES LAS PERSONAS BOTAN LA BASURA A SU LUGAR PERO EN NUESTRO PAIAS NO ES ASI BOTAMOS LA BASURA EN CUALQUIER LUGAR, NO TENEMOS EDUCACION.
Y COMO TOMA EL EJEMPLO DEL FUTBOL HACE AÑOS ATRAS TODOS ESTABAN ORGULLOSOS DE SER BOLIVIANOS POR LLEGAR AL MUNDIAL PERO HOY EN DIA YA NO LLEGAMOS A ESE PUESTO Y POR ESO NOS DEFRAUDAMOS DE SER BOLIVIANOS.
A PESAR DE TODAS ESTAS COSAS DEBERIAMOS ESTAR ORGULLOSOS DE SER BOLIVIANOS PORQUE COMO NUESTRA TIERRA NO HAY.

Ninka Almanza Salamanca T.S. dijo...

Y EL ORGULLO DE SER BOLIVIANO
yo pienso que en este aspecto Bolivia está muy mal ya que se ve que este sentimiento de orgullo de pertenencia no existe en una gran mayoría de las persona as ya que siempre estamos en las pos de esperar solo malos comentarios de los mismos para Bolivia un claro ejemplo fue el partido de esta con argentina cuando se pidió las palpitaciones para los resultados en el cual todos o una gran mayoría dijo que ganaría argentina como siempre yo pienso que eso está mal por don de esta el sentimiento de partencia el orgullo de pertenecer a esta nación tan hermosa que es Bolivia sea lo que sea debemos estar juntos en las buenas y las malas aceptar y valorar los aspectos positivos y negativos que representa nuestra querida Bolivia por que solo con la unidad podremos llegar a crecer y ser mejores así que este articulo podría ser una llamado a la sociedad para que reflexiones y se hagan una pregunta quién eres tu cuál es tu identidad??

Jaquelinne Pareja Valdivia dijo...

El orgullo de ser boliviano
Debemos de ser orgullosos de donde uno persona nació ya que es importante sentirse bien de dónde eres sin necesidad de avergonzarte de tu identidad, después de todo el ser de cualquier parte del mundo el lugar de origen no hace a la persona sino que la persona hace y se lo reconoce respetando la cultura y valorándolo como un ser humano.
En el ejemplo de los partidos de futbol es una tristeza para aquellas personas que cuando pierde su equipo favorito se decepciona y hasta desearían no ser de ese lugar y no debe ser así sino que debemos continuar siendo hinchas en las buenas y en las malas.

lenny alonzo cespedes dijo...

Pensándolo bien... me doy cuenta de que cada país tiene algo de lo cual sentirse orgulloso. Bolivia aunque en cuestión de futbol, de la economía no esté muy bien, hay que acompañar en las buenas y en las malas, en Bolivia tenemos mucho de que sentirnos orgullosos empezando por la diversidad de culturas que hay en nuestro país, la excelente gastronomía de nuestros departamentos, el folclore, que algunos países se quieren adueñar de nuestras danzas pero que solo los bolivianos tenemos el privilegio de bailar y sentir la música en nuestras venas y gozarla. Tal vez en los ciudadanos falte educación y un poco mas de sentirnos orgullosos de nuestra patria, y me parece que eso hay que inculcar desde pequeños, a amar y sentirnos orgullosos de nuestra querida Bolivia.

Jovanna Cespedes Ramos dijo...

Me encanta como paragógicamente nos habla de dar sentido a nuestras vidas y todo en un partido de futbol, pues nuestras vidas es como el partido de futbol es de ida y vuelta en vez de criticar que hace mal el gobierno o que no hace, siempre nos estamos quejando por todo y pasándonos la pelotita, la pregunta del millón es ¿Qué hacemos cada uno de nosotros para cambiar? ¿Cómo aportamos cada día para cambiar esa cruda realidad de la que tanto nos quejamos?
Pienso que nuestra selección muestra y refleja la vida, disciplina que tenemos como bolivianos, pues el partido de futbol con argentina nos demostró que si somos capases de ser superiores a los demás cuando nos proponemos y esforzamos corriendo de un lado a otro ya sea para defender o contraatacar sudando la camiseta sin estar pendiente del reloj de cuantos minutos quedan para terminar el partido o de que el árbitro termine lo mas antes el partido, antes de que nos metan un gol, creo que actitud y disciplina es lo que nos hace falta para ser triunfadores pues depende también de el esfuerzo de cada uno de nosotros para ser mejores y hacer mejor a nuestra querida y amada Bolivia.

Anónimo dijo...

Creo que prefiero ser de cualquier otra nacionalidad antes que boliviano, la peor raza: mentirosa, ladrona, irrepetuosa, floja, sucia, incultos y ademas tontos bss