viernes, febrero 29

Tierra de nadie


Amo a mi país pero no puedo negar que ya estoy fastidiado de los “500 años de opresión”, de las oligarquías del oriente, de los continuos planes de desestabilización que el Presidente ve en todo lado, de la matanza de perros, de la inseguridad ciudadana, de los taxis blancos, de los ponchos rojos, del linchamiento incluso de policías, de los grupos sociales que a costa de presión hacen lo que mejor les viene en gana, de mi gente que poco o nada hace para que éste país mejore, de la falta de trabajo, de los problemas que causa el proceso migratorio, de la pobreza y miseria de mi nación y de que al final de cuentas nada cambie.
Mientras el oficialismo pide tregua, sus grupos afines de manera radical pretenden cercar ciudades e instituciones, amenazan con quema de ánforas y enarbolan la bandera de la legalidad olvidando que hace poco tiempo se violaron todas las reglas (incluso de la de la lógica) al aprobar una Constitución hecha a medida del MAS con Asambleístas que ni bajar el brazo solos podían, estoy harto de que mi policía esté mal pagada y de que la corrupción sea cosa de todos los días, que estemos tan curtidos que ya nos parece normal que la gente pueda marchar por diestra y siniestra, que los bloqueos sean la regla y la libre circulación la excepción, en suma estoy aburrido de muchas de las cosas que hoy en día significan Bolivia que hacen a esta parte del globo en una Tierra de Nadie.
Somos una nación de la que el mundo no se acuerda, enfrascados en cocinarse en su propia salsa con la mirada puesta a los andes olvidando lo que pasa fuera de nuestras fronteras.
¿Sabía Usted que existen naciones donde las marchas y bloqueos son cosa desconocida?, donde trabajar es la regla más normal del mundo y no hay paros cívicos ni linchamientos, lugares en los que la gente respeta los semáforos y cuando hay cruce en las calles se otorga el paso al peatón de forma muy gentil, países en los que el poder lo ejerce un partido y cuando pierde se reconoce la victoria con respeto y dignidad, lugares donde la gente no festeja tanto ni se olvida del mundo en carnaval sino que por el contrario ve la mejor forma para aprovechar la situación y a esto denominan promocionar el turismo, lugares donde se respeta la carrera profesional y hasta se valora el conocimiento y no el fervor sindical, naciones que respetan la carrera diplomática y no meten a ex militares a funciones que no les competen.
Ahora la novedad resulta la convocatoria a los referendums, el primero (dícese dirimidor) sobre extensión de tierra y el segundo (constitucional) que apunta a la aprobación o no de un nuevo texto constitucional, pero no es noticia la forma en la que se lo hizo, con presión de grupos radicales, con agresiones a parlamentarios(as), con dinamita en mano, insultando y denigrando a la gente y por supuesto siguiendo el pedido del Presidente Evo Morales, a la par se aprobaba una ley en la que se prohíbe la convocatoria a referendums regionales sin la aprobación previa del Congreso Nacional apuntando a neutralizar a las regiones autonomistas.
Sesión congresal llevada a cabo con suplentes, evitando el ingreso de la oposición, sin escuchar, como caballos cocheros, así como votaron por Morales, la misma fórmula.
El Presidente del Senado, Oscar Ortiz indicaba de forma textual “no vale nada, es ilegal y no tiene por qué ser acatada por ningún boliviano… es un golpe a la democracia y no podemos someternos a los atropellos del Movimiento al Socialismo”, más conformista Samuel Doria Medina instaba a votar por el No en el referéndum constitucional, ¿pero qué haremos el resto de la población que vemos impotentes las bravuconadas del gobierno de Evo Morales?.
En tanto no exista una posición clara y acciones reales por parte de la población contraria al proyecto masista la situación se irá agravando, la violencia se impondrá contra aquellos contrarios al régimen y poco a poco el resto de la gente deberá acostumbrarse al sistema imperante y sus reglas.
Recordemos que en Venezuela el maniaco de Hugo Chávez logró crecer por la indiferencia de la gente, ¡no permitamos que en Bolivia suceda lo mismo, es momento de ponerle a un alto a estos abusos!, bien decía Albert Camus: “La tiranía totalitaria no se edifica sobre las virtudes de los totalitarios sino sobre las faltas de los demócratas”.

viernes, febrero 22

Hoy Kosovo… ¿mañana Santa Cruz?

¿Cuál la importancia de la declaración de independencia de Kosovo?, ¿cuál su grado de influencia en regiones que buscan niveles de autonomía tal el caso de Santa Cruz?.
Si analizamos la historia de Kosovo nos remontamos a una serie de conflictos que pasan por divisiones étnicas, gobiernos de las Naciones Unidas, soberanía de Belgrado y varios pormenores económicos que hacen de esta parte del mundo un lugar pobre, su población está divida en una mayoría independentista de origen albanés (1,8 millones) y una minoría serbia (100.000), esta minoría que históricamente considera a Kosovo cuna de su civilización vive en zonas aisladas bajo el control de fuerzas de la OTAN.
Kosovo fue incorporada a la Federación Yugoslava en 1913, habiéndose desarrollado una suerte de competencia confrontada a lo largo del siglo XX entre serbios y albano – kosovares que buscaban el control de la nación, en 1968 se dieron duras protestas albano – kosovares que derivaron en mayores grados de tolerancia por parte del gobierno federal yugoslavo y que a la postre lograron (en 1974) que se reconozca la autonomía de Kosovo. Ya en la década de los 80 la presión por obtener la independencia se acentúa, sin embargo con el ascenso al poder de Slobodan Milosevic se llega a abolir dicha autonomía, fruto de esto en los 90 se forman grupos de resistencia pacífica y los líderes albano – kosovares declaran su independencia por primera vez en 1991, a mediados de los 90 un grupo guerrillero lanza atentados contra objetivos serbios lo cual provoca una respuesta brutal. Milosevic ordenó una cacería étnica contra los albano kosovares que derivó en la muerte de miles de ellos hasta que primero la OTAN y finalmente la ONU intervino y tomó control de la provincia hasta este 2008 cuando declaró formalmente su independencia.
En tanto Reino Unido, Francia o Estados Unidos reconocieron al nuevo Estado, países como Rusia, España (o Bolivia en esta parte del mundo) rechazaron dicha condición, muchos temen que esta declaratoria de independencia despierte los deseos independentistas de varios lugares del mundo, entre los que destacan: Québec en Canadá, el País Vasco o Cataluña en España, Abkhazia o Osetia en Georgia o Taiwán en China.
De los datos anteriores deducimos que existen marcadas diferencias entre la situación de Kosovo y la Media Luna en general o Santa Cruz en particular, nosotros nunca tuvimos serios conflictos armados entre razas, por muy “collas” o “cambas” que existan en el país nunca se ha desatado conflicto tal que se enfoque únicamente en estos aspectos.
Cierto es que somos diferentes los unos de los otros, pero nunca se llegaron a extremos de quemar edificios por razones independentistas o de exterminios masivos por cuestiones étnicas, evidente también que existe racismo en el país pero no es mayor que la que se presenta en varios países del mundo, si bien hoy estamos muy distanciados es una situación coyuntural provocada por indicadores de discriminación, por discursos que reviven los “500 años de opresión”, por perros muertos, por ponchos Vs. corbatas, por intereses contrarios a políticas, por grupos sociales manipulados y enardecidos desde Palacio de Gobierno, por falta de identidad nacional y por una significativa carencia de unidad en torno a lo que llamamos Bolivia.
El famoso matemático y físico británico Isaac Newton decía: “La unidad es la variedad, y la variedad en la unidad es la ley suprema del universo”, respetando esto y analizando las experiencias históricas Santa Cruz y la Media Luna están lejos de una posible independencia a lo Kosovo, así pues aún pervive un lema nacional: “La unión es la fuerza”.

jueves, febrero 14

La mancha de aceite


La organización independiente Reporteros Sin Fronteras con sede en París cuestiona en un reciente informe si las limitaciones al trabajo de la prensa que hoy se viven en Venezuela podrían replicarse “como una mancha de aceite” en países como Bolivia o Ecuador.
Preocupa de sobremanera que sea ésta la visión que hoy por hoy llega al mundo siendo que hace poco tiempo atrás Bolivia destacaba entre los otros por permitir el trabajo a la prensa bajo condiciones similares a países del primer mundo, por lo visto la imagen que proyectamos ahora es distinta y nos comparan a Venezuela y por supuesto a las políticas de ésta nación.
Para Reporteros Sin Fronteras el Gobierno de Caracas ejerce una fuerte presión sobre los medios de comunicación existentes, así incluso indican de forma textual “ratificó la práctica toma del control total del espacio audiovisual nacional por un Jefe de Estado, cuya comunicación es permanente y compulsiva” haciendo clara alusión a Hugo Chávez.
Si bien es evidente que se debe agradecer la solidaridad que países como Venezuela puedan tener para con nosotros no es menos cierto que esta ayuda implica una factura pendiente a pagar y los procesos del “cambio” que hoy vivimos son reflejo de las políticas dictadas desde Venezuela que provocan que a los ojos del mundo realmente quedemos como los hijos menores de Hugo Chávez.
Analizando un poco más el caso venezolano tenemos que las cadenas de televisión contrarias a las ideas chavistas son objeto de persecución y sanciones “legales” por parte del Gobierno, en tanto que los medios estatales son empleados como una herramienta poderosa para transmitir propaganda gubernamental.
¿No le recuerda esto a algo?, basta con analizar el documental sobre el 11 de enero que transmitió canal 7 en el aniversario de esta luctuosa fecha, imágenes que reflejaban el sufrimiento de los cientos de campesinos que “pacíficamente” (no olvidemos que podían insultar y golpear a quien se atreva a caminar por corbata) se encontraban en la Plaza y que “sorprendidos” vieron como los propios funcionarios de la Prefectura quemaron su puerta (¡por Dios si hasta se filmó todo!). A esto es que precisamente se refiere el informe emitido por Reporteros Sin Fronteras, los medios de comunicación son presionados y en los casos extremos llegan a mentir por favorecer posiciones políticas.
Otro grupo amigo de Chávez, las FARC son consideradas en este mismo reporte como “predadores de los medios de comunicación”, ¿y a éstos es que la Asamblea Legislativa Venezolana reconoce estatus político?, ¿a estos terroristas?, solo el 2007 seis periodistas tuvieron que dejar Colombia por amenazas de muerte. En el continente siete periodistas fueron asesinados en lo que fue el 2007 por ejercer su profesión, la mayoría de éstos (dos) fueron realizados en México, existiendo también decesos en Colombia, Brasil, Paraguay y Perú.
En Cuba aún duele al mundo el encierro que deben de sostener 20 periodistas desde el 2003 en lo que es conocida como la “primavera negra” y cuyas condenas oscilan entre 14 y 27 años. En noticias más recientes de la isla desde que asumió el poder Raúl Castro tres periodistas fueron enviados a prisión.
Si bien aún estamos lejos de los 56 profesionales muertos en Irak en el pasado año, la región no deja de ser una zona de riesgo para los periodistas y esto debe de llamarnos la atención a todos, bien decía Hans Dieterich Genscher (político alemán) “La prensa es la artillería de la libertad”.

jueves, febrero 7

Evo, la Globalización y el Socialismo del Siglo XXI


Mucho se habla del camino por el cual debería caminar Bolivia, en los gobiernos anteriores al Presidente Morales la tendencia era hacia una Globalización generalizada en el mundo entero, sin embargo con el nuevo gobierno la figura cambia de forma drástica y se habla de un Socialismo del Siglo XXI.
Por un lado la corriente globalizadora considera la creación de un inmenso mercado capitalista en el cual se integren las economías del mundo, de este modo – sostienen sus partidarios – se promoverá la libertad de inversión creando a su turno más empleo y mayores oportunidades, esto beneficiaría de manera sobresaliente a los países en vías de desarrollo. Si bien es cierto que la miseria en el mundo todavía existe no es menos cierto que la Globalización también ayudó a lograr mejoras en el mundo.
Sostienen los que apoyan esta corriente que en los últimos años la eliminación de las barreras económicas entre países han producido el incremento de la democracia alcanzando a un 62,5% de naciones del mundo, también indican que desde 1981 al 2001 el número de personas que viven con un dólar o menos al día ha disminuido de mil quinientos millones de personas a mil cien millones, considerando incluso el aumento de la población mundial, esto significa en los países en vías de desarrollo una disminución del 40% al 20%, habiendo mejorado esto principalmente en aquellos países que tienen mayor flexibilidad económica y permitieron mayores políticas globalizantes.
Así pues las tazas de pobreza en países como la China han decrecido en un 50,1 % , aspecto inverso a lo ocurrido en África Subsahariana que aumentó un 2,2,%. Otro factor interesante resulta de la esperanza de vida que en las naciones en vías de desarrollo se ha doblado desde la Segunda Guerra Mundial acercándose a los índices de los países desarrollados. Otro factor claves apunta al tema del género donde las mujeres cada vez tienen más acceso a fuentes de trabajo que les provean independencia, en lo alimenticio las calorías consumidas y requeridas de forma diaria han aumentado de un dramático 56% en 1960 a un 10% en 1990. La taza de alfabetización mundial aumentó igualmente de un 52% a un 81%, así también el acceso a bienes y servicios incluido el agua potable. A pesar de toda la mala publicidad hay resultados ciertos que merecen ser considerados ¿no cree?.
Por el otro lado asoma el Socialismo del Siglo XXI, promovido en nuestra región por el Presidente Venezolano Hugo Chávez, aunque su ideólogo principal es Heinz Dieterich Stefan, corriente que propugna la necesidad de llegar a una revolución en democracia. Indica este sistema que en la coyuntura actual es imposible realizar un freno violento de la corriente neoliberal vigente y que por ello los cambios deben ser profundos pero enmarcados en su propio ritmo. Esta corriente considera pasos comunes en el área de Latinoamérica tales como la modificación de la Constitución Nacional, el restablecimiento de competencias sobre empresas privatizadas, la redistribución de la tierra y el respeto a la propiedad privada bajo condicionamientos sociales y el establecimiento ideológico en base al apoyo de agrupaciones sociales organizadas.
Si bien ambos lados proponen y discuten argumentos es permisible desde un punto de vista técnico ver algunas críticas a ambas teorías, así pues tenemos dentro la Globalización:
- La apertura de mercados de bienes y capitales permite la resolución de problemas que loas actores locales no pudieron solucionar.
- La privatización de las empresas estatales si bien puede representar un mayor grado de eficiencia debilita sustancialmente el rol del Estado.
- El aumento de la competencia permite la mejora de productos y servicios.
- Esta competencia también redunda en la inestabilidad laboral y la sobreexplotación de los trabajadores.
- La producción enfocada únicamente en lo económico afecta el medio ambiente que pierde terreno.
Por su parte el Socialismo del Siglo XXI:
- Toda imposición ideológica deriva en un caudillismo (muy propio de esta parte del mundo) y por consiguiente concentra las decisiones en una persona o su élite de confianza, situación que por lógica va en desmedro de la democracia.
- Los sistemas Socialistas han demostrado con la experiencia histórica que derivaron en regímenes poco menos que dictatoriales, por lo tanto retomar una idea de este tipo resulta anacrónico y peligroso.
- La producción enfocada en el Estado demostró también que no puede sustentar la satisfacción de necesidades de la población, provocando asimismo desmedro de la iniciativa privada y por ende un desequilibrio tendiente la inoperancia productiva.
Ahora, ¿qué nos conviene más?. Pues de forma objetiva la única respuesta posible apunta a un sistema mixto de producción con respeto a lo privado y otorgándoles las más de las garantías para operar, así también mantener un sistema regulatorio centrado en el Estado que pueda proteger a la población de cualquier abuso existente y garantizando un mercado digno y beneficioso para la población.
No seríamos los creadores de la pólvora en esto ni será una fórmula mágica que elimine la pobreza pero países vecinos nuestros como Chile o Brasil ya lo utilizan de forma exitosa (con más o menos variantes) y los resultados son por demás placenteros.
No es necesario extremarse en un Socialismo que por si mismo ya es caduco o en satanizar una Globalización que a todos ojos es inevitable, lo urgente es identificar mejoras reales y caminar juntos en esto.
Presidente mire menos a Venezuela y tema menos a la Globalización, así seguro podrá afirmar “vamos bien por que vamos juntos”.

viernes, febrero 1

Barack, Hillary, Mac Cain y América Latina


¿Cuán importante es América Latina para Estados Unidos?, pues según una encuesta interactiva de Zogby Internacional es relevante para el 7% de los norteamericanos y únicamente en lo que a inmigración refiere, lejos queda nuestra región del 43% que considera que Medio Oriente es lo más relevante, un 20% que cree que Asia es lo más importante y un 12% que todavía mira a Europa.
Sin embargo de esto un 76% considera que la inmigración es un factor altamente importante como tema de las próximas elecciones, esto – por supuesto – bajo la óptica de que se frene la migración lo cual incluso conlleva a un mal mirar de los Tratados de Libre Comercio (incluidos los firmados solo en el Norte, el firmado con México y el con Canadá). A esto se suma favorablemente que los más de los encuestados consideran que para frenar la migración la mejor política apunta a promover la creación de empleo en América Latina, pero por el otro lado son consideradas negativas las remesas que son enviadas de Estados Unidos pues al final de cuentas es plata que se va y no vuelve.
En otros análisis el factor inmigrante es considerado relevante pues es una situación cada vez más importante (incluso más que Irak según el 18% de los encuestados en filas republicanas), tanto que llevó a candidatos a emitir declaraciones tan desafortunadas como ésta: “Nos roban nuestro trabajo, abusan de nuestra hospitalidad… Nos estamos convirtiendo en una nación bilingüe y eso no es bueno” (Tom Tancredo, Congresista Republicano, ex aspirante a la nominación de su partido).
La visión respecto a los inmigrantes en Estados Unidos parece no ser muy buena, incluidos entre estos a miles de bolivianos y bolivianas que día a día buscan mejores oportunidades en el exterior.
El debate norteamericano se funde en temas como Irak, Irán, la seguridad nacional, cambio climático, salud, aborto, economía y por supuesto la inmigración ilegal. Es en este último tema que precisamente estamos interesados los Latinoamericanos pues varios hermanos y hermanas, hijos e hijas, padres y madres y por supuesto amigos viven en el país del Norte pretendiendo un mejor futuro, que en muchos casos no es una realidad.
Por esto resulta importante saber que piensan los candidatos, existiendo más de 12 millones de inmigrantes ilegales en Estados Unidos es un tema actual y que por supuesto nos interesa.
Entre las medidas más reiteradas, mencionadas por Hillary Clinton y Barack Obama se tienen: un control más estricto en la frontera con México, multas para quienes se atrevan a emplear a indocumentados, así también entre las ideas más favorables se encuentra la idea de Barak Obama en torno a cobrar multas para aquellos que deseen regularizar su situación migratoria e incluso la idea del ex candidato Jhon Edwards de exigirles que aprendan inglés, todo esto en el lado Demócrata.
Por su parte los Republicanos indican, tal cual el candidato John Mc Cain que se debe de otorgar una especie de amnistía a fin de facilitar su condición de ciudadanos, en tanto que en el mismo frente otros rechazan totalmente tal posibilidad.
Resulta triste tener que preocuparnos de las elecciones de un país ajeno, pero lamentablemente el tema migratorio es un problema que el Gobierno Nacional debe abordar con mucha fuerza a fin de evitar el flujo constante de ciudadanos nacionales que al no poder realizar el sueño boliviano acuden a falsas expectativas, a veces son abusados y finalmente sufrimientos en países desconocidos y alejados de sus seres queridos.
Cuan desarrollado deberemos de ser para poder hacer que nuestros hijos e hijas deseen quedarse a vivir en esta tierra, al paso al que vamos el futuro en este tema es incierto… tanto el Gobierno como cada uno de nosotros debe de mejorar para poder finalmente hacer de Bolivia un lugar apto para vivir.