sábado, agosto 12

Una Asamblea Constituyente Mental

RONNIE PIÉROLA GÓMEZ

Bolivia ingresará pronto en la campaña previa a la elección de asambleístas, quienes bajo distintas tiendas políticas, pueblos indígenas y/o agrupaciones ciudadanas pretenderán confeccionar una nueva Constitución Política del Estado.

Más de uno de éstos candidatos ya indicó públicamente que es preciso reformar toda la Constitución ya que es la culpable de las desgracias que enfrenta el país a diario.

Sin embargo de ello el mayor problema por el que atraviesa el país, no es precisamente la carencia de leyes, el mayor problema es el incumplimiento de éstas por parte de la ciudadanía. Por que lamentablemente mi estimado(a) lector muchos de nuestros vecinos prefieren la viveza criolla a la honradez simple y pura.

Lo propio ocurre con la Constitución Política del Estado que no es el demonio que algunos candidatos a asambleístas creen, lo que falla es la parte humana no la parte normativa

Circunstancias como los paros, bloqueos, el incumplimiento al pago de tributos, la falta de seguridad jurídica, la falta de institucionalidad y muchos otros factores propios más de las actitudes que de las leyes, pueden resumirse en una simple palabra: indisciplina.

¿Alguna vez se puso a pensar cuántas veces al día incumple las normas en las cuales vivimos, es decir cuántas veces es indisciplinado?... me refiero a doblar en “u”, pasar el semáforo en rojo o amarillo, bocinear, pagar el último día, no trabajar bien, no tomar los recaudos necesarios, no ir al médico cuando debe ser, incluso fumar.

Resultaría conveniente que cada uno de nosotros pueda realizar una Asamblea Constituyente Mental, que nos permita modificar nuestra propia Constitución personal (entendida como los valores y principios que debemos seguir), de esta forma tendríamos un cambio de actitud y por ende daríamos nuestro primer paso en hacer de Bolivia un país en franco desarrollo.

Ronniepierola@yahoo.es

1 comentario:

Anónimo dijo...

Comentario de prueba...