jueves, noviembre 16

El burro hablando de orejas

Uno de los medios de presión favoritos de los movimientos sociales lo constituyen los bloqueos y las marchas, los tuvimos de todos los colores y olores, salidas desde Oruro o Santa Cruz y realizadas en todas las capitales del país.
En su época el Presidente de la República, Evo Morales Aima, en su calidad de dirigente de las Confederaciones del Trópico de Cochabamba fue un defensor asiduo de los bloqueos y las marchas, era un rey chiquito en el Chapare.
Son frescos aún los recuerdos de los camiones bloqueados en largas filas, impotentes ante el bloqueo mientras la carga completa se arruinaba sin llegar a destino, ver la desesperación de los empresarios que veían como se perdían contratos y por ende mercados por culpa de la dirigencia sindical cocalera, inertes también los trabajadores de estas empresas ante el futuro que les esperaba toda vez que serían despedidos por la falta de demanda de productos debido a la inestabilidad, era desesperante ver a los pasajeros en las terminales con sus hijos en brazos y sin la menor esperanza de que los bloqueadores les puedan llegar a entender.
Sin embargo de ello esta semana la Ministra Alicia Muñoz dijo una frase que puso una sonrisa en mi rostro: “la ley no se negocia, no permitiremos bloqueos en el país”. Seguramente que en otras circunstancias hubiese aplaudido esta iniciativa, que en toda sociedad es la correcta porque no se puede dejar de lado garantizar el libre transito y la seguridad empresarial y productiva de toda una nación a costa de demandas sectoriales, sin embargo al venir de quienes en su momento fueron abanderados de un sin fin de bloqueos y marchas solo puedo atinar a decir: “el burro hablando de orejas”.
¿Acaso el Presidente de la República en su momento respetó la ley?, ¿no fueron sus seguidores quienes provocaron el cierre de un prestigioso hotel en Villa Tunari?, ¿no fue él quien justificaba todo tipo de presión a costa de reivindicaciones sociales?, ¿el que llamaba “asesinos” al gobierno de turno ante cualquier muerte provocada a causa de estos conflictos?... otra cosa es con guitarra ¿verdad Presidente?.
¿Sabía usted que existen países donde alguien que bloquea es llevado casi directamente a prisión?, que no es como suele ocurrir en nuestra nación en que si se arresta a alguien se obvia el proceso judicial a costa de una solución inmediata que sea “políticamente correcta”.
Es increíble y ridículo ver como los mineros bloqueadores después de provocar la muerte de un policía pretendan “dialogar”, ¡a la cárcel deben ir a parar por asesinato!.
Seguro estoy de que muchos ciudadanos ya están fastidiados al extremo de las continuas marchas, bloqueos y demás presiones de los regantes, transportistas, mineros, asalariados, cocaleros, fabriles, propietarios de “chutos”, comerciantes, etc.
La inestabilidad ha marcado a Bolivia por mucho tiempo, es momento de que se establezca un principio de autoridad que logre garantizar la seguridad en todos los aspectos posibles, si el Gobierno pretende lavar la imagen de bloqueador del Presidente es buen momento para cumplir las advertencias de la Ministra Muñoz, es decir cero tolerancia a bloqueos e imponer un principio de autoridad que de una vez por todas garantice desarrollo para Bolivia.

No hay comentarios.: