viernes, febrero 22

Hoy Kosovo… ¿mañana Santa Cruz?

¿Cuál la importancia de la declaración de independencia de Kosovo?, ¿cuál su grado de influencia en regiones que buscan niveles de autonomía tal el caso de Santa Cruz?.
Si analizamos la historia de Kosovo nos remontamos a una serie de conflictos que pasan por divisiones étnicas, gobiernos de las Naciones Unidas, soberanía de Belgrado y varios pormenores económicos que hacen de esta parte del mundo un lugar pobre, su población está divida en una mayoría independentista de origen albanés (1,8 millones) y una minoría serbia (100.000), esta minoría que históricamente considera a Kosovo cuna de su civilización vive en zonas aisladas bajo el control de fuerzas de la OTAN.
Kosovo fue incorporada a la Federación Yugoslava en 1913, habiéndose desarrollado una suerte de competencia confrontada a lo largo del siglo XX entre serbios y albano – kosovares que buscaban el control de la nación, en 1968 se dieron duras protestas albano – kosovares que derivaron en mayores grados de tolerancia por parte del gobierno federal yugoslavo y que a la postre lograron (en 1974) que se reconozca la autonomía de Kosovo. Ya en la década de los 80 la presión por obtener la independencia se acentúa, sin embargo con el ascenso al poder de Slobodan Milosevic se llega a abolir dicha autonomía, fruto de esto en los 90 se forman grupos de resistencia pacífica y los líderes albano – kosovares declaran su independencia por primera vez en 1991, a mediados de los 90 un grupo guerrillero lanza atentados contra objetivos serbios lo cual provoca una respuesta brutal. Milosevic ordenó una cacería étnica contra los albano kosovares que derivó en la muerte de miles de ellos hasta que primero la OTAN y finalmente la ONU intervino y tomó control de la provincia hasta este 2008 cuando declaró formalmente su independencia.
En tanto Reino Unido, Francia o Estados Unidos reconocieron al nuevo Estado, países como Rusia, España (o Bolivia en esta parte del mundo) rechazaron dicha condición, muchos temen que esta declaratoria de independencia despierte los deseos independentistas de varios lugares del mundo, entre los que destacan: Québec en Canadá, el País Vasco o Cataluña en España, Abkhazia o Osetia en Georgia o Taiwán en China.
De los datos anteriores deducimos que existen marcadas diferencias entre la situación de Kosovo y la Media Luna en general o Santa Cruz en particular, nosotros nunca tuvimos serios conflictos armados entre razas, por muy “collas” o “cambas” que existan en el país nunca se ha desatado conflicto tal que se enfoque únicamente en estos aspectos.
Cierto es que somos diferentes los unos de los otros, pero nunca se llegaron a extremos de quemar edificios por razones independentistas o de exterminios masivos por cuestiones étnicas, evidente también que existe racismo en el país pero no es mayor que la que se presenta en varios países del mundo, si bien hoy estamos muy distanciados es una situación coyuntural provocada por indicadores de discriminación, por discursos que reviven los “500 años de opresión”, por perros muertos, por ponchos Vs. corbatas, por intereses contrarios a políticas, por grupos sociales manipulados y enardecidos desde Palacio de Gobierno, por falta de identidad nacional y por una significativa carencia de unidad en torno a lo que llamamos Bolivia.
El famoso matemático y físico británico Isaac Newton decía: “La unidad es la variedad, y la variedad en la unidad es la ley suprema del universo”, respetando esto y analizando las experiencias históricas Santa Cruz y la Media Luna están lejos de una posible independencia a lo Kosovo, así pues aún pervive un lema nacional: “La unión es la fuerza”.

No hay comentarios.: