viernes, febrero 5

EDUCACIÓN VIAL


La reciente atención del Gobierno a los accidentes de tránsito motiva a retomar un problema constante en la sociedad boliviana, la indisciplina recurrente en conductores y peatones, además de las denuncias (a gritos) de corrupción en la Policía de Tránsito y las condiciones de las propias vías de circulación en las ciudades y ni que decir de las poblaciones intermedias.
Si fuésemos un tanto retrospectivos, podríamos afirmar que los problemas de todo conductor se inician cuando se debe sacar la licencia de conducir, las interminables filas, la inexistente revisión médica, el reciclaje de fólders solo para poder cobrar un pesito demás, el maltrato del cual somos objeto todos los ciudadanos, y por supuesto el absurdo (por no decir otra cosa) sistema de entrega de las licencias (a pleno grito en la puerta de su edificio).
Bajo esta lógica es evidente que viva la corrupción y que las licencias puedan ser emitidas sin requisitos básicos y por ende potencialmente peligrosos. Sobre esto - a tomar apunte ministro Llorenti - también se debe trabajar.
En caso de pesar un problema de por medio la cosa se pone peor, ¿quién controla las postas donde se depositan los vehículos que tuvieron un accidente?, ¿quién gana con los cobros que directamente se impone a quien tiene la desgracia de haber sido parte de un accidente?, ¿en qué medida se atienden los derechos humanos de quienes deben – además de atravesar por el problema y trauma sufrido en un hecho de tránsito – pasar por todo el vía crucis que implican los engorrosos procedimientos relacionados con tránsito?
Temas como la higiene del transporte público o de las dependencias públicas en tránsito son temas de otra discusión que ojala pudiese considerarse también.
Otro factor es el estado de varias vías en nuestro país, ¿qué hacemos con una calle llena de baches que bien puede provocar un accidente? (amén del daño a los propios vehículos), quizás también referir la escasa iluminación en ciertos lugares que obviamente son factores a tomar en cuenta y que pueden incidir en un hecho de tránsito. También podemos mencionar la ilógica existente cuando encontramos jardineras a medio manzano, siendo que se supone que los peatones debemos de cruzar la calle siempre por las esquinas y por los llamados pasos de cebra. A esto podemos también sumar como queja la falta de señalización vial, o la poca notoriedad de los pasos de cebra y menos todavía de los famosos “rompe muelles”.
Ya por las aceras vemos como los pobres peatones caminan en época de lluvias y deben ser “bañados” por los vehículos que salpican el agua atorada en varias vías (atorada también por la falta de educación de nuestra gente que tira su basura donde mejor le place) o quizás ver que las aceras están en tan mal estado como algunas de las calles de nuestras ciudades.
Cochabamba en particular es quizás una de las ciudades con mayor atención a sus vías, su iluminación y otros servicios básicos, sin embargo dicha tarea en varias zonas de la ciudad es aún insuficiente y las autoridades deberán de identificar también los mejores caminos para satisfacer esas sentidas demandas de varias zonas de nuestra urbe. En el resto del país la cosa es mucho peor.
Pero más allá de todo ello estamos nosotros, las y los ciudadanos de a pié que no sabemos siquiera tomar un micro sin romper las normas (peor sabiendo que el micrero parará a media cuadra porque simplemente le dio la gana sin importar de los vehículos que bloquee), a la par también las y los conductores que vemos el semáforo y muchas veces pareciera no entendemos o no queremos entender el significado de los colores, de igual forma el taxista que maneja como loco y que no respeta ni semáforos ni lógicas físicas y que de remate es grosero. En fin un cúmulo de temas que bien pueden hacer integralidad con la postura del Gobierno Nacional a fin de mejorar las condiciones de vida de las y los bolivianos.
Mucho de la solución de este tipo de problemas está en nuestras manos como simples ciudadanos y ciudadanas, por ejemplo el no beber y conducir, el conducir respetando las normas de tránsito, el jamás apurarse demasiado (para esto debemos acostumbrarnos a ser puntuales y salir temprano a nuestras citas), el nunca ofrecer un soborno y denunciar al que lo haga, y una larga lista de etcéteras podrían ayudar en gran medida a que seamos un país mejor en temas de educación vial.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Yo opino que los transportistas son unos sin vergüenzas por que en vez de estar de acuerdo con la nueva ley, se oponen y se defienden entre sí. Con esto demuestran que son irresponsables con el transporte que realiza día a día a la ciudadanía y con ellos mismos, dan prioridad a trabajar ebrios y ocasionar accidentes, muchas veces con muertes de personas inocentes, ocasionando luto a las familias bolivianas con su irresponsabilidad: Este paro que se realizo el 3 y 4 de marzo me demuestra que a los choferes no le importa, es como si estarían llevando un costal de papas y no les importa si ocasionan accidentes o no.
Yo creo que la nueva ley que decreto el gobierno es con la intención de proteger a la ciudadanía como también a los propios choferes, deberían de apoyar o estar de acuerdo con esta ley y no perjudicar a la población con paros absurdos.

Estudiante: Sonia López Zambrana

Juan carlos Hinojosa dijo...

Yo opino que los transportistas son unos sin vergüenzas por que en vez de estar de acuerdo con la nueva ley, se oponen y se defienden entre sí. Con esto demuestran que son irresponsables con el transporte que realiza día a día a la ciudadanía y con ellos mismos, dan prioridad a trabajar ebrios y ocasionar accidentes, muchas veces con muertes de personas inocentes, ocasionando luto a las familias bolivianas con su irresponsabilidad: Este paro que se realizo el 3 y 4 de marzo me demuestra que a los choferes no le importa, es como si estarían llevando un costal de papas y no les importa si ocasionan accidentes o no.
Yo creo que la nueva ley que decreto el gobierno es con la intención de proteger a la ciudadanía como también a los propios choferes, deberían de apoyar o estar de acuerdo con esta ley y no perjudicar a la población con paros absurdos.

Estudiante: Sonia López Zambrana

JHON dijo...

Yo creo que la primera autoridad en dar ejemplo al paiz seria la PTJ son ellos los que recurren a dar otro tipo de actitud y caracter a la ciudadania ya que ellos al igual son bolivianos pero ellos tratan mal al gente EJ:al sacar C.I. ellos recurren gritando a las personas mala atencion por parte de ellos bolivia es un pais en la cual hay mucha corrupcion y la ciudadania no tiene un poco de consideracion de nuestro pais conductores que no respetan las señales de transito semaforos, las personas estan acostumbrados a botar la basura donde les pegue la gana y los maltratos en diferentes instituciones tenemos 2 tipos de cara la zona norte que tiene alcantarillado agua potable calles asfaltadas por otra parte la zona zud es al contrario que apenas llegan a algunos sectores las alcantarillas aqui es donde hay corrupcion de concejales que malgastan el dinero los recursos de la ciudadania embollsillandoselos los recursos que mal""""""""""JHONNY DIAZ C."""""""""""